Elegguá

Elegguá Elegua Elewa





 

Elegguá, Eleguá, Elegba o Elegbara de esa manera se le conoce a uno de los Orishas más populares de la santería, la conexión tan grande que se llega a sentir entre los creyentes y este Orisha lo convierte en el consentido de la religión.

Tal vez sea porque Elegguá es el primer Orisha que se recibe en la religión, o tal vez sea por la magia y la personalidad vivaz y juguetona que lo caracteriza.

Historia de Elegguá

 

Cuenta la leyenda que una vez creado el mundo, Obatalá y Yemayá formaron familia, teniendo entre sus hijos a Elegguá, Ozun y Ogun. Obatalá se iba a trabajar mientras que Yemayá quedaba en casa con sus hijos, Ogun que era el mayor estaba experimentando una atracción enfermiza por su propia madre, a tal punto que ideó la manera de tener el control mientras su padre estaba ausente con la intención de abusar de la madre.

Elegguá que se daba cuenta de todo lo sucedido intentó impedirlo varias veces, por lo que Ogun lo castigaba quitándole la comida y dándole doble porción a Ozun para que mantuviera el secreto, además de darle ron para embriagarlo y dormirlo.

Un día, Elegguá cansado del maltrato y despotismo de Ogun, decidió esperar a su padre Obatalá en una encrucijada (cruce de cuatro caminos) porque no estaba seguro de cuál era el camino por el cual Obatalá regresaría a casa y Elegguá quería interceptarlo antes de que Ogun se saliera con la suya.

Una vez habiéndose encontrado con Obatalá, Elegguá le contó todo lo que estuvo sucediendo en casa durante su ausencia. Obatalá corrió a verificar si la palabra de Elegguá era cierta. Al abrir la puerta encontró a Ozun dormido, con el estómago a casi reventar de tanto comer y vio a Ogun tratando de abusar de Yemayá.

 





 

Ogun al verse descubierto por Obatalá, antes de que éste abriera su boca, él mismo se maldijo, se auto-condenó a permanecer alejado de las personas, asegurando que nada ni nadie lo sacaría del monte en el que permanecería internado trabajando día y noche sin descanso y de esa manera poder reparar su atrocidad.

Obatalá aceptó y lo dejó ir, pero estaba invadido de una cólera incontrolable. A Ozun lo castigó prohibiéndole el consumo de alcohol y condenándolo a ser el mensajero, de ahora en adelante nada se lo podía callar, es Ozun quien debe avisar cualquier situación negativa que se esté perpetrando o que esté por suceder y de esta manera tratar de resarcir la falta que tuvo por la complicidad con Ogun.

 

elegua

 

Sin embargo, Obatalá apreció la valentía de Elegguá y decretó que Elegguá siempre sería el primero en comer, además de ser el dueño de los caminos y encrucijadas.

Obatalá, aún aturdido por todo aquello que había sucedido, condenó a Yemayá a que el siguiente hijo que ella tendría, él mismo lo mataría. Acto seguido Obatalá se fue de la casa sumergido en la locura.

Tiempo después Yemayá dió a luz a un hijo varón al que llamaron Orumila. Obatala se encargó de llevárselo lejos y lo enterró al pie de una ceiba, del cuello para abajo dejándolo ahí para que muriera lentamente.

 

Sin embargo Elegguá iba diariamente a ver a Orumila y le llevaba agua y comida para no permitir que muriera. Tiempo después, al nacer Shangó y poder reencontrarse con su padre Obatalá, le lavó la cabeza con hierbas tal y como su padrino Osain le había enseñado. De esta manera Shangó le curó la locura a Obatalá y éste al recordar lo que hizo con Orumila, gritaba de arrepentimiento.

En eso Elegguá lo interrumpe y le contó que él no había permitido que Orumila falleciera porque diariamente mo visitaba a donde estaba enterrado y le llevaba agua y comida, asegurándose de que siempre estara bien.

Obatalá bendijo a Elegguá convirtiéndolo en su mano derecha y dándole la potestad de ser el primero en absolutamente todo. No se puede dar ningún paso dentro de la religión sin contar antes con la aprobación de Elegguá. Desde ese entonces Eleguá es el que abre y cierra los caminos y el primero dentro de la religión.

 

Eleggua




¿Qué significa Elegguá?

 

La palabra Eleguá proviene de la frase “Ilé wá” es como decir, el que está en la casa. Eleguá forma parte de los Orishas guerreros, además de ser el primero que se recibe, es el primero en comer, el primero al que se debe atender y con el que se debe contar para cualquier paso que se de en la religión.

Según EcuRed Esu Elegbara significa mensajero príncipe de los que viven en Egbá, mientras que en wikipedia se asegura que Elegua significa “el mensajero príncipe”

Sus colores son: Rojo, negro y blanco. Por lo general rojo con negro, pero según el camino de Elegguá puede ser también negro con blanco o una combinación de los tres.

Su número es 3, aunque también se les atribuyen 21, 101, 121.

A Eleggua se le sincretiza con San Francisco de Padua y El Santo Niño de Atocha. Por lo que el día de su celebración es el 13 de junio. (algunos acostumbran a festejarle ese día como si se tratase del cumpleaños de Elegguá).

 





 

¿Dónde vive Elegbara?

 

En la naturaleza Elegguá está representado por los senderos, los caminos, las encrucijadas, a los mayores en la religión se les suele escuchar que Elegguá está en todas partes, por eso todo lo sabe, todo lo ve, prácticamente esa habilidad fue lo que lo llevó a ganarse las bendiciones de Olodumare, Olofin y Obatalá.

Cuando recibimos Eleguá, éste debe vivir detrás de la puerta principal de la casa, en el piso, preferiblemente sobre un plato de barro y debe estar en compañía del resto de guerreros, Ogun, Ochosi, Ozun. A Elegguá le gusta estar detrás de la puerta de la casa porque desde ahí lo observa todo, lo vigila todo y protege la casa.

 

¿Cómo se atiende Elewá?

 

De preferencia se le atiende los días lunes, por ser inicio de semana, el principio, y de esta manera empezar con buen pie la semana. Se le puede atender con dos velas blancas encendidas, se le coloca maíz tostado con corojo, jutía ahumada y pescado ahumado (esto por lo general lo consigues en tiendas esotéricas o especialistas en vender artículos de santería) también se le coloca ron blanco y se le sopla humo de tabaco, puro o habano.

 

 

 

Otras ofrendas con las que se le puede atender a Elegbara

 

  • Golosinas
  • Tortas, dulces, galletas.
  • Guayabas y dulces preparados con esta fruta.
  • Coco
  • Ñame
  • Calabaza o auyama
  • Shekete (bebida alcohólica a base de maíz)
  • Palomitas de maíz.

¿Cómo pedirle a Elegguá?

 

Una vez que lo estás atendiendo, siéntate en el piso junto a él, sin arrodillarte, solo sentado. mientras suenas su maraca le vas haciéndo la petición en voz alta, clara y firme, primeramente pidiéndole la bendición, mencionando tu nombre completo y luego explicándole el motivo que te llevó a hablar con él y por último dile concretamente lo que quieres pedir.

Hay que poner especial cuidado con esto último, a Elegguá hay que saber pedirle, hay que hablarle de forma clara y concisa y no pedirle caprichos sino cosas que realmente son importantes.

Cuida la forma de dirigirte a él porque si le pides de forma errónea, más bien puede traerte problemas. Por ejemplo, a Eleguá no se le pide “trabajo” porque te pone a pasar trabajo, si necesitas encontrar un empleo díle de esa forma, ayúdame a encontrar “empleo”.

 

Altar o Trono de Elegua

 

ofrendas adimu para los orishas

 

Se realiza con vegetación preferiblemente usando olivo o siempre verde, además se decora con jicaritas pintadas de mitad rojo y mitad negro y deben contener jutía, pescado ahumado, maíz tostado, tabaco y caramelos. También se pueden agregar telas rojas, blancas y negras y no tener que usar así tanta vegetación.

 

¿Quién entrega Elegguá?

 

En este punto hay que definir quién es Eshu, y quién es Elegguá. De Elegguá ya hemos hablado bastante, sin embargo Eshu es lo opuesto a Elegguá. Se dice que Eshu estuvo en el mundo cuando todo era oscuridad, estuvo en él incluso antes de que Obatalá y Odúa cumplieran su función en la creación de la tierra. Eshu y Elegguá no son lo mismo, es como que fueran hermanos gemelos, que a pesar de tener muchas similitudes, cada uno es un individuo diferente del otro y no necesariamente dependiente del otro.

Por cada Elegguá que existe, hay un Eshu que le hace la contraparte. De esta manera existe el equilibrio entre el bien y el mal. Sin embargo Elegguá es entregado exclusivamente por santeros u Olorishas, mientras que Eshu es entregado por Babalawos.

 





 

La forma en que se recibe Elegguá no es exactamente igual a la forma en la que se recibe Eshu, de hecho, Eshu es confeccionado por el Awó o Babalawo, lleva una carga que varía según el camino de Eshu y se arma específicamente para quién lo recibe.

Mientras que Elegguá es una piedra u otá/ otan. Que se debe buscar en el mar, preguntar si se trata del Orisha y si es compatible con la persona que lo va a recibir, luego pasa por una ceremonia donde el Elegguá del santero que lo entrega “pare” al elegguá de la persona que lo está recibiendo.

Y es esa la marcada diferencia entre los Orishas que son potestad del babalawo y los Orishas que entrega el Santero, Mientras que el Babalawo fabrica, el santero pare a cada nuevo Orisha.

 

¿Cuándo debes recibirlo?

 

Cuando ya tengas la firme convicción de que quieres pertenecer a esta religión, quieres empezar a dejarte guiar por lo preceptos de Osha e Ifá, debes buscar una casa santoral donde puedas iniciarte, es decir, padrinos o madrinas con quien ir recibiendo los Orishas y dar cada pàso en la religión.

Recibir a Eleguá no es un juego, es un compromiso de por vida, es una deidad que va a requerir de tu eventual atención, no es algo que hoy tienes y mañana olvidas por ahí.

 

Rezo de Elegguá

 

Elegguá Alaroye Alawana, tente unu kokoribiya maniku maniku ndolo apawa areretuse okolofofo okoloñiñe tani kanoko alakomandola lamú batá, addó eshureo, eshureo owó, eshureo omá arikú bagbagua.

 

¿Cómo baila Elewá?

 

 

Elegbara baila mostrando su agilidad y alegría, es juguetón y con su bastón simula estar abriendo los caminos, en ocasiones salta en un pie y hace piruetas mientras juguetea con los allí presentes.

 

Obras a Elegguá

 

Lo ideal es atenderlo en la puerta de la casa y sus ofrendas luego botarlas en un punto específico que le pertenezca, como una encrucijada o incluso un basurero. Las obras que se hagan al pié de Elegguá van a depender de si se ha marcado en consulta, cuál signo salió en consulta o cuál es la finalidad de la obra.

 

 

Obra con Elegguá para abrir los caminos

 

Puedes preparar 3 macutos o bolsas de papel de las color beige que dan cuando compramos pan, adentro le colocas jutía, pescado ahumado, maíz tostado, 3 pimienta guinea, manteca de corojo, miel. se le colocan al frente a Elegguá, se le colocan 2 velas, te limpias con los macutos y los dejas junto a Elegguá hasta el día siguiente o hasta que se consuman las velas.

 





 

El primer macuto lo botas al salir en el primer cruce de caminos más próximo a tu casa, luego el segundo lo llevas al lugar a dónde quieres que haya la apertura, puede ser una entidad financiera si lo que quieres es mejorar económicamente y el último lo llevas contigo hasta que regreses a casa y lo dejas en toda la puerta de entrada a tu casa pero del lado de la calle, es decir, del lado de afuera.

Otra Obra que también ayuda a la prosperidad, es cortar en rodajas guayabas o en su defecto kiwis, debes completar 21 rodajas, colocarlas en un plato blanco, agregarle un poquito de miel a cada rodaja y una moneda, completando así 21 monedas (no importa la denominación, el valor o si están descontinuadas). Le enciendes dos velas blancas, le presentas tu ofrenda haciéndole la respectiva petición, al día siguiente se bota el ebbó en una entidad financiera.

 

Caminos de Elegua

 

Elegguá es un Orisha que posee al menos 21 caminos o avatares, sin embargo algunos libros afirman que son 121 sus caminos, entre los más populares están:

  • Elegua Laroye:

    representado por un niño inquieto e impredecible, capaz de crear un caos que consigo re-ordene todo para bien.

  • Elegguá Alawana:

    Se dice que es el capataz de Egun e hijo de Oyá, este Elegguá es negro con blanco.

  • Elegua Baralakiyí:

    Es un Eleguá glotón, que por comerse la chiva de Olofin junto a los demás guerreros, fue condenado a no poder recibir sacrificios de chiva nunca más.

  • Elegguá Afrá:

    Está vinculado a Balabú ayé (San Lázaro) pues fue quien lo ayudó cuán éste más lo necesitaba.

  • Eleggua Agogó:

    Es el Dios del tiempo, es que que te enseña a aprovechar lo más valioso e irrecuperable que tenemos, el tiempo. Otros lo relacionan con la basura.

  • Eshu Bí:

    Es el mayor de todos los Eleguá, es muy violento por lo que siempre hay que mantenerlo controlado u ocupado en algo de provecho.

  • Beleké:

    Está muy ligado al poder y los secretos de las hierbas, gran conocedor de éstas y del poder que tienen.

  • Eshu Agriyelú:

    Es de dos caras y representan la personificación del mal y el bien en una sola persona. Es el único Eleguá que come paloma pero con sus limitantes.

 

Elegguá Elegua Elewa

Elegguá

Elegguá, Eleguá, Elegba o Elegbara de esa manera se le conoce a uno de los Orishas más populares de la ...
Leer Más
oshun

Oshun

Oshun es la deidad que representa el amor, las emociones y sentimientos, además es símbolo de femineidad y fertilidad. Protectora ...
Leer Más
yemayá

Yemayá

Yemayá, Orisha yoruba dueña del mar... Yemojá en la santería representan también la maternidad, la productividad y el poder ver ...
Leer Más
obatala

Obatalá

Obatalá es uno de los Orishas principales de la religión Yoruba,  representa la pureza, la paciencia, la blancura. Es dueño ...
Leer Más
Imágenes de Shangó

Shangó

Para quienes recién empiezan a conocer esta religión más de una vez deben haber escuchado acerca de Shangó, pero ¿quién ...
Leer Más

 

Curiosidades acerca de este Orisha

 

Todos los Orishas poseen 18 caracoles, dichos caracoles son el instrumento adivinatorio mediante el cual los Orishas pueden enviar sus mensajes o consejos a las personas, pero Elegguá es el único que tiene 21 caracoles y por ende es con El caracol de Elegguá que los santeros pueden consultar, el resto de caracoles son de uso personal.

Cuando un aleyo (creyente No iniciado) recibe Elegguá, No recibe los caracoles de éste, para poder recibir los caracoles de Elewa es necesario pasar previamente por una ceremonia llamada Kari Osha, asentarse Osha o hacerse santo, que consiste en coronarse a su ángel de la guarda en la cabeza.

Se dice que Eleguá es cojo y que ahí radica el equilibrio con el que sostiene al mundo, por eso Elegguá cuando posesiona a un Elegun o Caballo de santo camina de una forma muy particular o incluso lo hace saltando en un solo pié.

Dado por esa característica en su pie o pierna, usa bastón, pero también lo emplea para abrirse camino, como si estuviera apartando la maleza.

¿Ya conocías todo esto acerca de Elegbara? cuéntame en los comentarios qué ha sido lo más maravilloso que te ha aportado este Orisha.

Iyaworaje y sus reglas

Iyaworaje o yaboraje se le conoce a una etapa donde el santero recién consagrado debe cumplir rigurosas reglas al pie ...
Leer Más
collares o guerreros

Guerreros o collares: ¿Qué es lo primero que debe recibir un aleyo?

¿Qué se recibe primero, guerreros o collares de Osha? Esta es una pregunta muy frecuente y que generalmente trae controversia, ...
Leer Más

 







Resumen
Fecha de la reseña
Artículo revisado
Elegguá
Calificación del autor
51star1star1star1star1star